Cómo elegir un colchón para dormir como un bebé.

El “dormir bien” se ha convertido en un objetivo prioritario para la mayoría de las personas, ya que está demostrado que un buen descanso aumenta la calidad de vida y nos hace rendir con más eficiencia en nuestro día a día.

Si además tenemos en cuenta que pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida tumbados en la cama, parece bastante claro, que la elección del colchón es un factor clave a la hora de intentar conseguir el mejor descanso.

Y ahora viene la parte más importante ¿Cómo elegir un colchón? ¿Cómo sabemos cuál es el que más nos conviene?

Cada persona tiene unos gustos y preferencias particulares y distintas a la hora de conciliar el sueño, por lo que un colchón que a priori puede ser perfecto para una persona no tiene por qué serlo para otra. Se pueden escuchar recomendaciones, pero para guiarnos en cómo elegir un colchón lo principal es sin lugar a dudas, probar los distintos modelos y materiales, y dejarse aconsejar por expertos en el descanso.

Ahora bien, también hay una serie de FACTORES a tener en cuenta a la hora de COMO ELEGIR UN COLCHÓN.

 

Oferta Colchones Premium
Colchon de alta Gama Luxury Con Garantía de Adaptación DESCANSO PREMIUM

 

  • Factores para elegir un colchón

–          Posición o postura en la que se duerme.

Si se duerme de lado, lo mejor es un colchón con firmeza media, un colchón adaptable a las caderas y donde poder acomodar el hombro y hundirlo con facilidad sin que se tenga la sensación de que queda aplastado.

Si se duerme boca arriba (sobre la espalda), conviene un colchón más bien duro y firme para evitar malas posturas de la columna vertebral.

Si se duerme boca abajo, la elección más correcta sería un colchón más bien blando para evitar malas posturas sobre todo en la zona del cuello.

–          Peso y altura

Si el peso está dentro de los considerados como estándar, no hay problema en elegir cualquier tipo de colchón, ya dependerá de los gustos y necesidades, aunque sí se suele aconsejar colchones compuestos por materiales más flexibles para que repartan adecuadamente el peso.

Por el contrario, si se pesa demasiado, lo conveniente es un colchón firme y evitar los colchones de firmeza media o baja, ya que con el tiempo la tendencia es que comiencen a hundirse y por lo tanto pierdan demasiado pronto sus propiedades.

En cuanto a las medidas, el colchón debería ser, al menos, 10 cm más largo que lo que mida la persona que lo va a utilizar. En caso de una cama de matrimonio, la persona más alta es la que servirá como referencia.

–          Temperatura

La transpirabilidad (ventilación) del colchón viene dada por los materiales que lo componen, cuanto más transpirable es el colchón, mayor sensación de frescura.

Hay que tener en cuenta si la persona que lo va a utilizar es calurosa o friolera. En el caso de los calurosos, lo conveniente es un colchón de muelles pues ventilan mejor y son más frescos y en el caso de los frioleros colchones de espuma látex o viscoelásticos, que son los que guardan más y mejor el calor.

–          ¿Te mueves mucho?

Si la persona se mueve mucho, lo conveniente en estos casos es un colchón más firme que le permita moverse con facilidad sin hundirse y sin realizar esfuerzo y además que sea adaptable, ya que seguramente variará de postura bastantes veces a lo largo de las horas de descanso.

En cambio, si se mueve poco, la elección del material y la dureza se regirá principalmente por la postura en la que suela dormir.

–          ¿Duermes sólo o acompañado?

Si se duerme en pareja, hay que elegir un colchón que mantenga los lechos independientes, de forma que no afecten ni molesten los movimientos o cambios de postura de la otra persona.

Los que mejor consiguen esta función son los colchones de viscoelástica, látex y muelles embolsados.

Para el ancho del colchón, siempre que el tamaño de la habitación lo permita, lo recomendable sería una cama entre 90 y 110 cm para personas que duermen solas y entre 150 y 160 para camas de matrimonio

 

 

Colchon Muelle ensacado Viscodorsal Muebles Trimobel
Colchón de Muelles ensacados con Viscolastica. Modelo Viscodorsal con garantia de Adaptación DESCANSO PREMIUM

 

 

–          Calidades y materiales de los colchones

En el mercado existe una inmensa oferta de colchones y gran variedad de precios, y no es que haya un material mejor que otro, pero si unas calidades mejores que otras, por lo tanto, lo normal es pararse a comparar y como hemos dicho anteriormente, probar y dejarse aconsejar por especialistas.

  • ¿Cuándo cambiar de colchón?

Según los expertos, el colchón tiene una vida útil aproximada de unos diez años. No obstante, si antes de este periodo notamos que nuestro colchón está perdiendo sus propiedades o que empezamos a perder calidad en nuestro descanso, puede ser que necesitemos realizar el cambio antes de esos diez años estimados.

En 10 años lo normal además es que las personas cambien y sus hábitos también, por lo que el colchón que en su momento nos pareciera el ideal, deje de serlo, y tengamos que buscar uno nuevo que se adapte a nuestras nuevas necesidades.

En muebles Trimobel, sabemos lo difícil que es elegir bien un colchón, por eso te ayudamos y asesoramos en esta elección, y te ofrecemos una garantía única de devolución en caso de que no te adaptes al colchón elegido.

Visítanos y te explicamos más a fondo sobre esta garantía.

Deja un comentario